Más ideas de Vivian
SpiroSperoVita

tapada, rosas Cortito y al pie. Conocen el juego de miradas a la perfección, solo ellos dos pueden jugarlo de esa manera. Es parte del plan maestro. Llega, saluda desinteresadamente, y mira. Entonces finge no es…