Si piensas en plural te darás cuenta que somos abundancia y que la abundancia está dentro y fuera de nosotros, nos cobija y nos sustenta siempre. Dios compone cada cosa material e inmaterial, Él es nuestra abundancia. Cuando aprendas a pensar así no habrá nada que se resista a ti. Serás como un imán atrayéndolo todo.

Te reto a mirar estas 20 fotografías sin sonreír, la última me enamoró ♥

Mensaje de Ganesha: cómo recibir ayuda de su familia de luz

AM TE NÁ. Éste es un saludo Wichí que significa: yo me doy a vos y vos te das a mí Cuenta Eduardo Galeano: Según los Guaraníes, palabra y alma se dice de la misma manera. Ñe’ë significa palabra y también alma. Si te doy mi palabra, te doy mi alma.

Hacer el bien sin mirar a quien. Todos tenemos luces y sombras, y estamos encarnados para trascender los aspectos más oscuros de nuestra esencia humana y colmarlos de amor, de Bien: bien hacer, bien decir, bien hablar.  Cuando somos íntegros y actuamos desde la honestidad de nuestra esencia, las acciones que realizamos son el resultado de esa integridad.

Las Ranas saltando por ahí… El control de las variables del hábitat de estos anfibios, es crucial para deshacerse de las ranas. Las ranas prefieren los lugares oscuros, casas y edificios húmedos con mucha comida disponible. Deshacerse de las estructuras …

Pensar distinto, solo hay que ver cuales otras alternativas tienes ante determinada circunstancia. Soltar el corazón, escucharte con amor. Resaltar tu sello personal. Reconoce cual es tu talento, cuales son tus dones. Mostrar tu individualidad, tu originalidad. Sé vos mism@ sin copiarte de otros. Sentir con la mente. Aunar procesos intelectuales con intuición. Generar otros estímulos, para tener otros resultados. Plantear nuevas preguntas. Buscar rutas alternativas. Salir de lo conocido...

Si hay cosas que no te gustan en tu realidad actual, te invito a probar estas ideas para cambiar esquemas en tu vida. Todo es cuestión de romper con las estructuras que formaste o que permitiste que otros construyeran para vos: Pensar distinto.

Las maldiciones generacionales a menudo pasan desapercibidas, ya que nacemos con ellas y las consideramos parte de nuestra «piel». Es importante tomar conciencia de estos legados a fin de que podamos curarlos, y evitemos condenar a nuestros hijos a una vida en que van a estar reaccionando a una herida que le fue infligida a nuestra abuela hace setenta y cinco años.

Las maldiciones generacionales a menudo pasan desapercibidas, ya que nacemos con ellas y las consideramos parte de nuestra «piel

Pinterest
Buscar