Más ideas de Sandra
Y observaba sus hermosos ojos

Ella sabía que él no la quería, pero aun sintiéndolo no dejaba de emocionarse cada vez que el la miraba.