Más ideas de Looy
NOITES DE LUAR

En el epitafio de su lápida podía leerse: «Apunté tan alto y fui tan brillante que, si deseáis volver a verme, tendréis que sentaros a ver la puesta de sol