La presencia del Arcangel Zadquiel nos cubra de luz violeta que transmute lo negativo y lo transforme en positivo. Repite: La llama violeta transmuta lo negativo y lo transforma en positivo en cada parte de mi ser y mi alma. Hecho esta.

La presencia del Arcangel Zadquiel nos cubra de luz violeta que transmute lo negativo y lo transforme en positivo. Repite: La llama violeta transmuta lo negativo y lo transforma en positivo en cada parte de mi ser y mi alma. Hecho esta.


More ideas
Pinterest
Search