Más ideas de Fátima
Del día a la noche y de la noche al día

Usar una camiseta básica debajo es el camino más directo, más sencillo y más efectivo para hacer de un vestido de noche –pongamos de Salvatore Ferragamo, como el de la imagen– una prenda casual y relajada. Tratamiento de choque, lo llaman.