Carlos Battaglini

Carlos Battaglini

laspalmerasmienten.com
Mi nombre es Carlos Battaglini. Soy escritor, viajo por todo el mundo y soy el autor del blog Las Palmeras Mienten.
Carlos Battaglini
More ideas from Carlos
¿Pero ya te vas del Pacífico, ya te vas de Papúa Nueva Guinea?. Pero si parece que no ha pasado ni una semana desde que escribí aquello de, ¿Y si me fuera de África?

¿Pero ya te vas del Pacífico, ya te vas de Papúa Nueva Guinea?. Pero si parece que no ha pasado ni una semana desde que escribí aquello de, ¿Y si me fuera de África?

No es fácil identificar a los mejores escritores. A diferencia del deporte, donde por ejemplo los baloncestistas más destacados del mundo juegan en la NBA, y los mejores tenistas son aquellos que ganan más Grand Slams, sólo por poner algunos ejemplos, en literatura, no existe un parámetro definido para elegir a los buenos escritores. En

No es fácil identificar a los mejores escritores. A diferencia del deporte, donde por ejemplo los baloncestistas más destacados del mundo juegan en la NBA, y los mejores tenistas son aquellos que ganan más Grand Slams, sólo por poner algunos ejemplos, en literatura, no existe un parámetro definido para elegir a los buenos escritores. En

Ébano narra las experiencias del periodista polaco Ryszard Kapuscinski en África.  Kapuscinski vive en África no como un ‘turista feliz’, sino como un arriesgado reportero que se mete en todos los follones posibles en busca de cualquier experiencia interesante. Nunca viajará en primera clase, tampoco dormirá en hoteles, no saboreará licores, ni se bañará en piscinas. Todo lo contrario: Kapuscinski actúa como un auténtico africano de a pie.

Ébano narra las experiencias del periodista polaco Ryszard Kapuscinski en África. Kapuscinski vive en África no como un ‘turista feliz’, sino como un arriesgado reportero que se mete en todos los follones posibles en busca de cualquier experiencia interesante. Nunca viajará en primera clase, tampoco dormirá en hoteles, no saboreará licores, ni se bañará en piscinas. Todo lo contrario: Kapuscinski actúa como un auténtico africano de a pie.

No, España no es el país más acomplejado del mundo. Hay otros países como Liberia que son mucho más acomplejados que España. Y unos cuantos más, pero parece que pocos. Da esa impresión. Por eso uno se cansa de ver como todos los días los españoles y también los que no se consideran como tales, pero

No, España no es el país más acomplejado del mundo. Hay otros países como Liberia que son mucho más acomplejados que España. Y unos cuantos más, pero parece que pocos. Da esa impresión. Por eso uno se cansa de ver como todos los días los españoles y también los que no se consideran como tales, pero

Ya saben, al hombre blanco que tiene sus necesidades básicas cubiertas le da por darle demasiado a la cabeza, pensando ilusoriamente que la mente le dará todas las soluciones de una vida a la que siempre le pide más. Entre los juegos o trampas mentales más frecuentes, aparece el viaje como cebo supremo de liberación

Ya saben, al hombre blanco que tiene sus necesidades básicas cubiertas le da por darle demasiado a la cabeza, pensando ilusoriamente que la mente le dará todas las soluciones de una vida a la que siempre le pide más. Entre los juegos o trampas mentales más frecuentes, aparece el viaje como cebo supremo de liberación

Cien años de Soledad es una novela que narra la historia de la peculiar familia Buendía en el pueblo de Macondo. Una aldea fundada por el cabeza de familia, y lugar de donde parte la historia.  Una historia que se desarrolla a través de las aventuras y desventuras que sufre la familia, generación a generación.

Cien años de Soledad es una novela que narra la historia de la peculiar familia Buendía en el pueblo de Macondo. Una aldea fundada por el cabeza de familia, y lugar de donde parte la historia. Una historia que se desarrolla a través de las aventuras y desventuras que sufre la familia, generación a generación.

Uno puede estar  en la oficina tecleando un informe, contestando un e-mail o hablando con la secretaria. Uno puede estar en casa comiéndose una tortilla francesa, caminando por el pasillo para llegar al baño o pensando en una o dos musarañas. Esta vez va a ocurrir en la oficina. Un movimiento. Un meneo. Una agitación.

Uno puede estar en la oficina tecleando un informe, contestando un e-mail o hablando con la secretaria. Uno puede estar en casa comiéndose una tortilla francesa, caminando por el pasillo para llegar al baño o pensando en una o dos musarañas. Esta vez va a ocurrir en la oficina. Un movimiento. Un meneo. Una agitación.

La escena es la siguiente. He llegado a España hace unos pocos días proveniente de Papúa Nueva Guinea. Estoy sentado con una amiga en una cómoda silla de mimbre de un restaurante con vistas al mar. Llega el maître, saluda, bromea, le envía saludos a la familia, y de paso me pregunta que donde estoy

La escena es la siguiente. He llegado a España hace unos pocos días proveniente de Papúa Nueva Guinea. Estoy sentado con una amiga en una cómoda silla de mimbre de un restaurante con vistas al mar. Llega el maître, saluda, bromea, le envía saludos a la familia, y de paso me pregunta que donde estoy

¡Buena semana! Esta foto la saqué en Islas Salomón. Pacífico.

¡Buena semana! Esta foto la saqué en Islas Salomón. Pacífico.