+ Cuentos: con mis abuelos

Selección de cuentos donde los protagonistas viven experiencias inolvidables junto a sus abuelos. Todos en la Sala infantil de la Biblioteca Manuel Alvar de Zaragoza.
37 Pins295 Followers
Camila está triste porque se ha mudado de casa, pero el abuelo Juan la anima y juntos cocinan las ricas recetas que la abuelita Catalina les enseñó antes de morir. Camila y el abuelo pastelero hablarán, dulcemente, sobre lo que ocurre cuando las cosas se acaban o las personas se mueren.

Camila está triste porque se ha mudado de casa, pero el abuelo Juan la anima y juntos cocinan las ricas recetas que la abuelita Catalina les enseñó antes de morir. Camila y el abuelo pastelero hablarán, dulcemente, sobre lo que ocurre cuando las cosas se acaban o las personas se mueren.

El mejor amigo de Ignacio es su abuelo. “Un pasito… y otro pasito”, le enseña a su nieto a caminar, a construir torres con bloques de madera y a contar historias. Cuando el abuelo vuelve de una larga enfermedad, no es el mismo de antes: no se mueve ni reconoce a su familia. Nadie cree que mejore, pero Ignacio le enseñará a vivir nuevamente, un pasito… y otro pasito.

El mejor amigo de Ignacio es su abuelo. “Un pasito… y otro pasito”, le enseña a su nieto a caminar, a construir torres con bloques de madera y a contar historias. Cuando el abuelo vuelve de una larga enfermedad, no es el mismo de antes: no se mueve ni reconoce a su familia. Nadie cree que mejore, pero Ignacio le enseñará a vivir nuevamente, un pasito… y otro pasito.

Toño es un niño que narra la relación que tiene con sus abuelos. La mayor preocupación de uno de ellos, Octavio, es cuidar del cerezo que plantó cuando nació su hija. Un día, el ayuntamiento quiere expropiarle esas tierras y talar el cerezo.

Toño es un niño que narra la relación que tiene con sus abuelos. La mayor preocupación de uno de ellos, Octavio, es cuidar del cerezo que plantó cuando nació su hija. Un día, el ayuntamiento quiere expropiarle esas tierras y talar el cerezo.

Jadiya, una pequeña de origen magrebí, viaja todos los veranos a su país de origen para encontrarse con su abuela. Ésta le descubre su cultura y costumbres a través de canciones y relatos, mostrándole también fragancias y perfumes. Las ilustraciones, ricas en azules y arenas, subrayan el universo poético de esta tierna historia.

Jadiya, una pequeña de origen magrebí, viaja todos los veranos a su país de origen para encontrarse con su abuela. Ésta le descubre su cultura y costumbres a través de canciones y relatos, mostrándole también fragancias y perfumes. Las ilustraciones, ricas en azules y arenas, subrayan el universo poético de esta tierna historia.

Para Rocío, Noema, Marcos y David, su abuelo es sabio. Se lo demostró en diferentes ocasiones... ¿a qué no sabes cuándo?

Para Rocío, Noema, Marcos y David, su abuelo es sabio. Se lo demostró en diferentes ocasiones... ¿a qué no sabes cuándo?

En las montañas vive una abuelita muy aventurera con muchas ganas de viajar. Pero como no tiene dinero, se construye un globo enorme. Cuando va a comenzar su viaje, distintos animales deciden unirse a su aventura. Ella los admite con la condición de que se porten como Dios manda.

En las montañas vive una abuelita muy aventurera con muchas ganas de viajar. Pero como no tiene dinero, se construye un globo enorme. Cuando va a comenzar su viaje, distintos animales deciden unirse a su aventura. Ella los admite con la condición de que se porten como Dios manda.

Cristina pasaba mucho tiempo con su abuela. Un día, la abuela de Cristina la llama por un nombre que no es el suyo, otro día hace cosas que a Cristina le parecen raras. Hasta que la niña se da cuenta de que su abuela está enferma: tiene Alzheimer. Al.. ¿Qué? Cristina no conoce la palabra pero sí sabe que su abuela la necesita.

Cristina pasaba mucho tiempo con su abuela. Un día, la abuela de Cristina la llama por un nombre que no es el suyo, otro día hace cosas que a Cristina le parecen raras. Hasta que la niña se da cuenta de que su abuela está enferma: tiene Alzheimer. Al.. ¿Qué? Cristina no conoce la palabra pero sí sabe que su abuela la necesita.

Una noche, la abuela Sara tiene un sueño, y ella sabe que sus sueños se suelen cumplir. El viernes, justo cuando el muecín llame a la oración, Sara morirá. Por eso avisa a sus familiares y comienzan con los preparativos del entierro. Liana es la nieta predilecta de Sara y comparte con ella el amor a los caballos. Así que la abuela decide regalar su yegua, Sara II, a la niña. Llega el día señalado, pero la abuela no muere.

Una noche, la abuela Sara tiene un sueño, y ella sabe que sus sueños se suelen cumplir. El viernes, justo cuando el muecín llame a la oración, Sara morirá. Por eso avisa a sus familiares y comienzan con los preparativos del entierro. Liana es la nieta predilecta de Sara y comparte con ella el amor a los caballos. Así que la abuela decide regalar su yegua, Sara II, a la niña. Llega el día señalado, pero la abuela no muere.

Un niño descubre una caja con semillas debajo de la cama de su abuelo y su curiosidad se verá satisfecha cuando su abuelo le cuente dónde recogió cada una de ellas. Cada semilla es el recuerdo de un lugar remoto hasta donde este marinero llegó con su barco llamado Celeste y cada una de ellas encierra una historia.

Un niño descubre una caja con semillas debajo de la cama de su abuelo y su curiosidad se verá satisfecha cuando su abuelo le cuente dónde recogió cada una de ellas. Cada semilla es el recuerdo de un lugar remoto hasta donde este marinero llegó con su barco llamado Celeste y cada una de ellas encierra una historia.

La niña protagonista cuenta, en especial a su hermana pequeña, cómo recuerda al abuelo, cómo era, cómo pescaba o cómo dormía la siesta. Con frases cortas, como bocetos, dibujando con cada palabra la vida.

La niña protagonista cuenta, en especial a su hermana pequeña, cómo recuerda al abuelo, cómo era, cómo pescaba o cómo dormía la siesta. Con frases cortas, como bocetos, dibujando con cada palabra la vida.

Ismael acaba de descubrir que tiene un abuelo lleno de manías, que su padre nunca acaba lo que empieza, que el perro Tarzán es el mejor encontrando cosas y que los calamares a la romana los inventaron los jesuitas. Y eso que el verano ha hecho más que empezar.

Ismael acaba de descubrir que tiene un abuelo lleno de manías, que su padre nunca acaba lo que empieza, que el perro Tarzán es el mejor encontrando cosas y que los calamares a la romana los inventaron los jesuitas. Y eso que el verano ha hecho más que empezar.

Un niño va a pasar una noche con su abuela en su nuevo piso de la ciudad. Piensa que la ciudad no es un buen sitio para ella. Se asusta al ver que está llena de ruidos y de gente, y de cosas que dan miedo. Pero entonces su abuela le hace una capa especial que le ayudará a ser valiente.

Un niño va a pasar una noche con su abuela en su nuevo piso de la ciudad. Piensa que la ciudad no es un buen sitio para ella. Se asusta al ver que está llena de ruidos y de gente, y de cosas que dan miedo. Pero entonces su abuela le hace una capa especial que le ayudará a ser valiente.

El abuelo siempre se equivoca al contar los cuentos a su nieto antes de irse a dormir. Dice que Caperucita se encuentra con un dragon en el bosque, que el lobo se hizo amigo de uno de los cerditos y juntos se hicieron piratas, que el gato con botas se convirtio en rey Al final es su nieto el que le termina contando los cuentos al abuelo.

El abuelo siempre se equivoca al contar los cuentos a su nieto antes de irse a dormir. Dice que Caperucita se encuentra con un dragon en el bosque, que el lobo se hizo amigo de uno de los cerditos y juntos se hicieron piratas, que el gato con botas se convirtio en rey Al final es su nieto el que le termina contando los cuentos al abuelo.

Un libro que te hara recordar todos aquellos momentos dulces que pasaste con tu abuela.Hay abuelas en todos los confines de la Tierra. Todos hemos conocido a una o a muchas, a las nuestras o a las de los demas.Los mas afortunados trotamos algunas tardes sobre las rodillas de una abuela Consiguelotodo o nos chupamos los dedos despues de paladear un abrazo de chocolate de una abuela Repostera.

Un libro que te hara recordar todos aquellos momentos dulces que pasaste con tu abuela.Hay abuelas en todos los confines de la Tierra. Todos hemos conocido a una o a muchas, a las nuestras o a las de los demas.Los mas afortunados trotamos algunas tardes sobre las rodillas de una abuela Consiguelotodo o nos chupamos los dedos despues de paladear un abrazo de chocolate de una abuela Repostera.

Pinterest
Search