Más ideas de Golo
normal1

No me cuentes cuentos. Que ya me los sé, que yo también los he contado. Vivo en el país de las maravillas y aquí no cabe una caperucita roja más. El lobo feroz se ha cansado de capas que destiñen y…