Cráneo 4. Exposición temporal

El Museo de la Evolución Humana acoge la exposición ‘Cráneo 4’, que se exhibe por primera vez desde su descubrimiento en 1992
·
6 Pins
 7y
Este hueso occipital fue hallado junto con los cráneos 5 y 6 en la Sierra de Atapuerca y pertenece a un Homo Heidelbergensis, con una antigüedad de 430.000 años.  El protagonista de esta exposición es de un neurocráneo o calvaria, es decir, un cráneo al que le falta la cara. Posee un gran volumen encefálico para su antigüedad y es ancho y de bóveda baja. Además, presenta un reborde óseo sobre las órbitas o torus supraorbitario que recuerda al de los neandertales, posteriores en el tiempo. Occipital, Homo Heidelbergensis, Sierra, Baja, Cara, Twitter
Museo de la Evolución Humana
Este hueso occipital fue hallado junto con los cráneos 5 y 6 en la Sierra de Atapuerca y pertenece a un Homo Heidelbergensis, con una antigüedad de 430.000 años. El protagonista de esta exposición es de un neurocráneo o calvaria, es decir, un cráneo al que le falta la cara. Posee un gran volumen encefálico para su antigüedad y es ancho y de bóveda baja. Además, presenta un reborde óseo sobre las órbitas o torus supraorbitario que recuerda al de los neandertales, posteriores en el tiempo.
Este hueso occipital fue hallado junto con los cráneos 5 y 6 en la Sierra de Atapuerca y pertenece a un Homo Heidelbergensis, con una antigüedad de 430.000 años.  El protagonista de esta exposición es de un neurocráneo o calvaria, es decir, un cráneo al que le falta la cara. Posee un gran volumen encefálico para su antigüedad y es ancho y de bóveda baja. Además, presenta un reborde óseo sobre las órbitas o torus supraorbitario que recuerda al de los neandertales, posteriores en el tiempo. Ice Cream
Museo de la Evolución Humana
Este hueso occipital fue hallado junto con los cráneos 5 y 6 en la Sierra de Atapuerca y pertenece a un Homo Heidelbergensis, con una antigüedad de 430.000 años. El protagonista de esta exposición es de un neurocráneo o calvaria, es decir, un cráneo al que le falta la cara. Posee un gran volumen encefálico para su antigüedad y es ancho y de bóveda baja. Además, presenta un reborde óseo sobre las órbitas o torus supraorbitario que recuerda al de los neandertales, posteriores en el tiempo.
Este hueso occipital fue hallado junto con los cráneos 5 y 6 en la Sierra de Atapuerca y pertenece a un Homo Heidelbergensis, con una antigüedad de 430.000 años.  El protagonista de esta exposición es de un neurocráneo o calvaria, es decir, un cráneo al que le falta la cara. Posee un gran volumen encefálico para su antigüedad y es ancho y de bóveda baja. Además, presenta un reborde óseo sobre las órbitas o torus supraorbitario que recuerda al de los neandertales, posteriores en el tiempo. Aquarium
Museo de la Evolución Humana
Este hueso occipital fue hallado junto con los cráneos 5 y 6 en la Sierra de Atapuerca y pertenece a un Homo Heidelbergensis, con una antigüedad de 430.000 años. El protagonista de esta exposición es de un neurocráneo o calvaria, es decir, un cráneo al que le falta la cara. Posee un gran volumen encefálico para su antigüedad y es ancho y de bóveda baja. Además, presenta un reborde óseo sobre las órbitas o torus supraorbitario que recuerda al de los neandertales, posteriores en el tiempo.
Este hueso occipital fue hallado junto con los cráneos 5 y 6 en la Sierra de Atapuerca y pertenece a un Homo Heidelbergensis, con una antigüedad de 430.000 años.  El protagonista de esta exposición es de un neurocráneo o calvaria, es decir, un cráneo al que le falta la cara. Posee un gran volumen encefálico para su antigüedad y es ancho y de bóveda baja. Además, presenta un reborde óseo sobre las órbitas o torus supraorbitario que recuerda al de los neandertales, posteriores en el tiempo.
Museo de la Evolución Humana
Este hueso occipital fue hallado junto con los cráneos 5 y 6 en la Sierra de Atapuerca y pertenece a un Homo Heidelbergensis, con una antigüedad de 430.000 años. El protagonista de esta exposición es de un neurocráneo o calvaria, es decir, un cráneo al que le falta la cara. Posee un gran volumen encefálico para su antigüedad y es ancho y de bóveda baja. Además, presenta un reborde óseo sobre las órbitas o torus supraorbitario que recuerda al de los neandertales, posteriores en el tiempo.
Este hueso occipital fue hallado junto con los cráneos 5 y 6 en la Sierra de Atapuerca y pertenece a un Homo Heidelbergensis, con una antigüedad de 430.000 años.
Museo de la Evolución Humana
Este hueso occipital fue hallado junto con los cráneos 5 y 6 en la Sierra de Atapuerca y pertenece a un Homo Heidelbergensis, con una antigüedad de 430.000 años.
El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, en la presentación de la exposición ‘Cráneo 4’, en el Museo de la Evolución Humana (MEH) junto con Juan Luis Arsuaga, director científico del MEH y María Josefa García Cirac, consejera de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León . World, Director, Turismo, Amazing, Meh
Museo de la Evolución Humana
El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, en la presentación de la exposición ‘Cráneo 4’, en el Museo de la Evolución Humana (MEH) junto con Juan Luis Arsuaga, director científico del MEH y María Josefa García Cirac, consejera de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León .